26 de mayo de 2012

Pizarnik


El perrito de A.: Príncipe Tutú del Monte. 
¿Qué tiene que no dejo de pensar en él? ¿Por qué lo acaricié y le sonreí? ¿Qué hay en los perros que no hay en la gente? Nunca conocí a nadie que me suscitara deseos irrefrenables de sonreírle y acariciarle.
Éste es el misterio de Tutú del Monte.


1 comentario:

Pili Moreno dijo...

Hermosa ilustración! No conocía este poema de Alejandra :)