29 de julio de 2010

Revista Esfera Cultural

"...De pronto se vió inmerso en la más absoluta oscuridad, sintiendo que dependía de algo, y que el agujero oscuro del pájaro estaba presente en la sensación....
...Un vacío amargo se escurría por su gaznate. Quiso canturrear para llamar a su hembra, pero sólo emitió un tímido chillido. Voló hasta una charca a beber...
La hembra voló hasta la orilla de la charca, el pájaro intentaba esquivarla, y ella, que lo perseguía pensaba que era un juego..."


Texto: Dácil Martín

8 comentarios:

Luciano dijo...

Me encanta la intensidad de esa textura.

Marie dijo...

Muy bellas imágenes las de tu blog!!!! Me han encantado!

mercedes de la jara dijo...

Lu ! y a mi me encanta esa manera de escribir tan tuya...tan sutilmente poetica y a la vez con tanto humor...:

Marie, usted es la de "Checo" ? eh eh?? :)

Duques dijo...

Me gha gustado el texto. Tus rojos me encantan, aunque en esta ocasión se vuelve pesado y agobiante. La textura y las figuras casi esquemáticas quedan muy bien.

Elena Ospina dijo...

que Rojazo tan inspirador y sugerente....
me encantaaaaaaa

sonoio dijo...

realmente lograste una sensación de inquietud que acompaña muy bien al texto

muy bueno

saludos

mercedes de la jara dijo...

Gracias amiguis Duques, Elenita y Sonoio por sus palabras ! :)

NiñoCactus dijo...

A veces el propio vació interior es la peor de las jaulas...
Intensa su ilustración.
Un abrazo de claridad